2.3.11

¿Donar $$$$ = Menor Impacto Social?


No se confunda con el título de este post. Está muy bien donar dinero a fundaciones, a ONG's o a organizaciones (colectivas o personas naturales) que ustedes estimen convenientes. Sin embargo, la forma de hacerlo de manera que efectivamente sea un beneficio social es entregando ese dinero de forma directa y no a través del vuelto que obligatoriamente te tienen que entregar las grandes empresas (supermercados, farmacias, etc, etc). ¿Y esto por qué?

Porque las grandes empresas deben pagar impuestos, como todos. En base a estos impuestos se financian diferentes organismos que en su gran mayoría trabajan para el país. Mientras más recaudación de impuestos tengamos, mayores beneficios sociales deberíamos tener (siempre y cuando el dinero se maneje de manera adecuada). Y es por eso que si vemos que las empresas evaden el pago de estos, nos afecta directamente a nosotros como ciudadanos que somos.

Las empresas siempre buscan la forma de evadir los impuestos. El problema está en que hay muchas artimañas aún legales, que permiten estos truquillos. Uno de ellos es la Ley de Donaciones, la cual está muy bien instaurada si el flujo de efectivo es desde dentro de la compañía (entregando utilidades privadas a favor del bien común); sin embargo, apelando a la buena disposición del ciudadano, las grandes empresas solicitan parte del vuelto del cliente para favorecerse y recibir el beneficio tributario, recibiendo de esta forma una buena imagen y ahorrándose el pago de los impuestos que cada vez son más dolorosos para las grandes compañías.

¿Dónde queda la buena disposición del ciudadano? Lamentablemente, es sólo aprovechada por la compañía para su propio beneficio. ¿Qué pasa si el ciudadano directamente entrega esa donación a su nombre? El beneficio social es aumentado ya que por un lado gana la organización que recibe la donación y por el otro el pago de impuestos de las grandes empresas se realiza como corresponde.

Sólo imaginen... Si el vuelto que se dona en promedio es de sólo 5 pesos; en una caja en la cual se realizan 30 compras por hora; la que funciona 15 horas al día; en un local que tiene 30 cajas; que trabaja los 365 días del año; y que tiene una cadena posee 200 locales a nivel nacional: equivale a la siguiente multiplicación: 5 x 30 x 15 x 30 x 365 x 200 = $4.927.500.000 en un año. Este valor es descontado del resultado tributario (más las otras artimañanas que las empresas se inventan), disminuyendo de esta forma el impuesto que la empresa tiene que pagar (y como ven, no es una suma despreciable).

Como ya dije, si bien esto al parecer es beneficioso, el beneficio podría ser mucho mayor si uno como ciudadano dona directamente a la organización/fundación/ONG/etc y no usa este medio que la gran empresa pinta tan lindo, ya que no es un pass-through del dinero, sino que a través de él las empresas ganan y los ciudadanos perdemos.

3 comentarios:

Lore Ortiz dijo...

No suelo dar mi vuelto, exijo las monedas de 1 peso y curiosamente nunca tienen.

Por el contrario, aporto a Unicef de forma directa y me complace hacerlo.

Me gustó el cálculo, aunque si te fijas en los negocios sale una cifra mucho menor.

Saludos!

Narvandi dijo...

Sería sencillo dejar de darle el vuelto, si alguna vez tuvieran las benditas monedas de peso.

Yo prefiero trabajar directamente con una Fundación de niños abandonados, y más que con plata con actos concretos.

Saludos!

Lasnibat dijo...

Por qué no publicas esto en un diario o medio de comunicacion masivo (al menos alternativo)? Esto debe saberse y està muy instructivo.
Bravo !!