17.3.11

Energía Nuclear

En abril del '86 tenía 3 años. Tan sólo 3, aunque a pocos meses de cumplir 4 inviernos, ya que nací en plena época del viejo pascuero (bah! verdad que ese viejo invernal es del hemisferio norte). El asunto es que en esa época se originó uno de los mayores desastres que se tenga en memoria... y a pesar de tener 3 años, recuerdo imágenes del accidente. Ahora teniendo ya 28 inviernos en el cuerpo, me siento frente al televisor y veo como Japón sufre un accidente similar... Fukushima se sitúa de esta forma sólo por debajo de aquella tragedia de 1986.

El 26 de abril de ese año, un aumento súbito de potencia en uno de los reactores de la central nuclear ubicada en Chernobyl, produjo el sobrecalentamiento del núcleo, lo que terminó provocando la explosión del hidrógeno acumulado en su interior. Para que se hagan una idea, la cantidad de material radioactivo que se liberó en ese momento fue 500 veces mayor al liberado por la bomba atómica arrojada en Hiroshima en 1945, causando directamente la muerte de un sinnumero de personas y forzando a su vez la evacuación de poco más de 100.000. La alarma fue expansiva al continente ya que no sólo se vio afectado ese pequeño pedazo de tierra, sino que la propagación de la radiación hizo que 13 países de Europa central y oriental se infectaran.


¿Pero qué es la radiación? Es simplemente la propagación de energía en forma de ondas electromagnéticas o partículas subatómicas. Las primeras son por ejemplo los conocidos Rayos UV o Rayos Gamma, mientras que las segundas son por ejemplo partículas alfa o neutrones que se mueven a gran velocidad. Lo interesante de esto, es que existen algunas substancias las cuales están formadas por elementos químicos (generalmente pesados) cuyos núcleos atómicos son inestables (como por ejemplo lo son el uranio o el plutonio). ¿Qué quiere decir esto? Son inestables ya que presentan un exceso de protones o neutrones, caracterizando de esta forma su adjetivo "pesado", ya que aunque usted no lo crea, la masa de un protón y de un neutrón es positiva... muy pequeña... pero positiva (cercana a 1,67*10^(-27) kg... o sea un número absolutamente raro - y pequeño -, pero número al final), por lo que mientras más existan en un elemento químico, más pesado es. Cuando el número de neutrones difiere del número de protones, se hace más difícil que la fuerza nuclear fuerte (una de las 4 fuerzas fundamentales) pueda mantenerlos unidos. Es por esto que el desequilibrio se corrige mediante la liberación del exceso de neutrones o protones, por ejemplo en forma de partículas alfa, explicando así el por qué se "produce" la energía (ojo con las comillas, ya que la energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma). ¿Sin embargo, por qué tenemos en la mente que es mala la radiación?

Se ha comprobado que grandes cantidades de radiación producen en el hombre efectos perjudiciales e incluso la muerte. ¿Y esto por qué? En palabras simples, esto es debido a que el ser humano está formado por moléculas, por lo que cuando los núcleos de los átomos que conforman las moléculas reciben radiación, estos pudiesen transformarse en otros compuestos alterando de esta forma la molécula original e inhabilitando que ese átomo en particular se sostenga dentro de la estructura a la cual pertenecía; desintegrandose de esta forma la molécula, dejando de cumplir su función y matando así a la celula en que "vivía". Sin embargo, cuando las cantidades de radiación son menores no aparece ninguno de estos problemas, pero se incrementa la probabilidad de que las personas irradiadas contraigan cáncer en el futuro (esto pudo comprobarse con los sobrevivientes de Hiroshima y Nagasaki).


Sin embargo, como explicité anteriormente, existe energía liberada en todo esto. La energía nuclear o energía atómica es la energía que se libera espontánea o artificialmente en las reacciones nucleares (cuando entran en inestabilidad). Esta energía se aprovecha para otros fines, tales como la obtención de energía eléctrica, térmica o mecánica, a partir de reacciones atómicas que se dan en los núcleos de algunos isótopos de ciertos elementos químicos, siendo la más conocida la fisión del uranio, con la que funcionan los reactores nucleares, y la más habitual en la naturaleza, la fusión del par deuterio-tritio que se produce en el interior de las estrellas. Sin embargo, para producir este tipo de energía aprovechando reacciones nucleares, pueden ser utilizados muchos otros isótopos de varios elementos químicos, como el torio, el plutonio, el estroncio o el polonio.

Entonces, en una central nuclear, mediante reacciones, logran proporcionar calor que a su vez es empleado a través de un ciclo termodinámico convencional para producir el movimiento de alternadores que transforman el trabajo mecánico en energía eléctrica. ¿Y esto es posible instalarlo aquí en Chile? He ahí el debate luego de lo ocurrido en Japón. Al tener nuestro país una geografía parecida a la nipona, con fallas terrestres bastante activas debido a que estamos encima del choque de placas tectónicas, no se ve un buen panorama para instalar centrales nucleares. Ya teníamos el miedo de Chernobyl, por lo que si más encima un país - al parecer tan desarrollado y seguro - como Japón que tiene una característica similar a la nuestra ("adictos" a los terremotos), fracasa en la seguridad de sus plantas nucleares; el sueño de algunos de instalar centrales nucleares en Chile, como lo hace España, Francia o Estados Unidos, se ve aún más lejos.

¿Cuál es la alternativa entonces? Eso quedará para el siguiente post.

2 comentarios:

Lasnibat dijo...

Ojo que la crisis que vive la central de Fukushima-Daiichi actualmente se debe al tsunami y no al terremoto. Por qué? Eso quedará para la siguiente opinion.

@lasnibat dijo...

Exacto. Muy buena tu aclaración tocayo! Eso se debe a que el mar era usado para enfriar y como este se distorsionó por el tsunami, no enfrió del todo... Sin embargo, como bien dices, eso es parte de la siguiente opinión.