3.4.11

Respiración Boca a Boca = Saturación de CO2

Difícil mantener el ritmo de escritura con este nivel de tareas que tengo día a día. Pero trato... trato de enfrentarme al teclado para imprimir algunas palabras fuera del contexto habitual. Y aquí me encuentro nuevamente tratando de compartirles algo que pocos saben.

El ser humano necesita oxigeno para vivir. Es ese elemento-compuesto químico el que respiramos en cada momento de nuestra exitencia. Y al momento de exhalar, ¿qué botamos? Pues, exhalamos dióxido de carbono (CO2), el mismo compuesto que es utilizado por las plantas en el proceso de fotosíntesis de manera de producir oxígeno (este es otro incentivo para que cuidemos las áreas verdes!!). ¿Y cómo se produce esto?

La ecuación estequiométrica de la fotosíntesis es la siguiente:

6 CO2 + 6 H2O = C6H12O6 + 6 O2

Es decir, a partir de dióxido de carbono (CO2) y agua (H2O) los vegetales elaboran glucosa (materia orgánica; C6H12O6) y desprenden oxígeno (O2), con la ayuda de la energía solar. Pero, bueno... no quiero hablar de esto ahora. Lo importante es lo siguiente.

La mayoría piensa que cuando hacemos el método de "respiración boca a boca" a alguien que está en riesgo vital le estamos entregando oxigeno. Pero acabo de decir que al momento de exhalar, nosotros botamos CO2. ¿Entonces? ¿De qué forma estamos ayudando? El tema está en que nuestro organismo tiene un sistema de defensa: nosotros nunca podremos morir por aguantar la respiración. Lo que ocurre es que el cuerpo humano actúa con un reflejo cuando tiene una saturación de dióxido de carbono en el cuerpo, por lo que si los límites están en un nivel máximo tolerable, el organismo actúa de forma refleja y acciona la respiración. Debido a lo anterior, si la persona inconsciente no respira, entonces lo que tenemos que hacer es "bombardearlo" de CO2 de manera que sus niveles de saturación sobrepasen el tope y el organismo de forma automática respire.

Así que ya saben. Para eso sirve "la respiración boca a boca". Aunque hay muchos que se aprovechan de las circunstancias...