26.8.11

Elenin: ¿Desastre Inminente o Alerta Sobrevalorada?

Para dejar tranquila a la ciudadanía, el paso de Elenin no impactará el transcurso natural de la Tierra como se ha especulado. ¿Pero qué es Elenin? ¿Una persona, un cometa? ¡En realidad es ambas! Es un cometa que fue descubierto el 10 de diciembre de 2010 por el astrónomo ruso Leonid Elenin, el cual posee un núcleo de 3 a 4 km de diámetro y según las predicciones pasará el 16 de octubre de 2011 a una distancia de 34,9 millones de km de la Tierra, distancia que ni siquiera nos dará la posibilidad de verlo a simple vista como lo fue el Halley en 1986. ¡Pero para eso tenemos telescopios!

El cometa Elenin no va a pasar demasiado cerca de la Tierra como muchos dicen. Hay algunos que han pasado mucho más cerca como el cometa Hyakutake que se acercó a sólo 15 millones de km de la Tierra en 1996 y no tuvo ningún efecto sobre nuestro planeta, excepto el bello recuerdo de verlo. Y para que quede más claro aún, en la gráfica del costado aparece el encuentro más cercano del cometa con la Tierra (a 0,234 UA o equivalente a 34,9 millones de km), cuya posición no está alineada con el Sol, no obstante, esto daría lo mismo ya que la Luna cada mes queda en línea con el Sol y la Tierra un par de veces, y nuestro satélite natural es millones de veces más masivo que el cometa, miles de veces más grande y está mucho más cercano. ¿Y acaso ha producido alguna catástrofe? Bueno... Si las mareas son llamadas así, quizás tendrían razón los que siguen afirmando esto.
¿Y por qué hago hincapié en la "alineación"?

Todo este revuelo surgió por unas simples coincidencias que se pueden verificar utilizando un diagrama interactivo del Laboratorio de Propulsión de la NASA. Si bien no aplica para algunos casos que los pasan por alto, sí coincide con otros. Las coincidencias que resaltan son algunos terremotos ocurridos en el planeta y que coinciden con la alineación de la Tierra, el Sol y Elenin. Por ejemplo, el 4 de septiembre del 2010 hubo un terremoto en Nueva Zelanda y coincidió en que la Tierra, el Sol y Elenin estaban alineados como se muestra en la gráfica del costado. Lo mismo ocurrió meses antes cuando se produjo el terremoto del 27 de febrero del 2010 en Chile, o lo que ocurrió en Japón este año el 11 de marzo pasado. Sin embargo, en esas fechas Elenin estaba lejos... bastante lejos e incluso fuera de nuestra orbita. Entonces, la ciudadanía se pregunta ¿qué pasaría cuando se alinee de nuevo y esté más cerca de la Tierra, lo cual ocurrirá el 26 de septiembre próximo? Una pregunta natural cuya respuesta es más tranquilizadora de lo que se imaginan, la cual está descrita en la parte superior (y también inferior).

Pero no sólo eso preocupa a la sociedad, sino que también es tema el paso de la Tierra por la trayectoria del cometa lo cual se vaticina que producirá un choque con los residuos dejados en su estela. Pero yo les digo lo siguiente: ojalá fuera cierto que pasaremos por la estela de ese cometa ya que sería sencillamente espectacular. La estela se llama “torrente de meteoroides” y el fenómeno que resulta es conocido popularmente como “lluvia de estrellas” o lluvia de meteoros, la cual se ve mejor cuando el cometa progenitor está cerca y que está clasificado como un evento astronómico inofensivo y digno de ser observar.

Lo último que se pone en tela de juicio es si Elenin en realidad es un cometa o podría llegar a ser una Enana Marrón. La manera en que los astrónomos miden la masa de un objeto es mediante su efecto gravitatorio sobre otro, pero los cometas son demasiado pequeños para tener una influencia medible sobre algo y es a causa de las coincidencias de los terremotos que se cuestiona si es o no un cometa ya que al parecer sí tiene efectos gravitatorios importantes. Pero pongámonos en el caso de que la masa de Elenin es la mínima para poder ser considerada una Enana Marrón, esto es, equivalente a 13 masas jovianas (1% de la masa del Sol). La fuerza que pudo haber ejercido sobre la Tierra durante los terremotos de Nueva Zelanda o de Chile es de 0,03% la atracción del Sol, 18 veces más débil que la que la producida por la Luna, por lo que parece difícil creer que una fuerza tan pequeña pueda producir unos terremotos de esa dimensión. Si su masa fuera superior, supongamos el límite máximo para ser considerara Enana Marrón (80 masas jovianas, equivalente a 8% de la masa del Sol), la fuerza ejercida durante las dos fechas de 2010 son menos de la mitad de la ejercida por la Luna, lo cual sigue siendo poco y si consideramos los efectos sobre el terremoto de Japón en marzo de 2011, se obtendría un valor 3 veces superior al de la atracción lunar, lo cual sí que es ya una intensidad considerable; pero caso de ser así, en la actualidad, con una fuerza de atracción 9 veces la de la Luna y a una distancia igual a la que se tiene del sol, tendría que estar afectando a las mareas, cosa que no está ocurriendo.

Entonces es mejor que nos quedemos tranquilos, ya que incluir un problema gratis a nuestras vidas no vale la pena.

1 comentario:

Artesyweb dijo...

Que artículo tan interesante, se descubren cosas que no conocía

http://www.artesyweb.com