29.12.11

¿Con qué hito comienza la Edad Media?

La invasión bárbara que derrumbó finalmente el Imperio Romano fue lenta y pacífica al comienzo de la era. Sin embargo, la palabra "bárbaro" tiene actualmente otro sentido y es sinónimo de rudo e incivilizado. ¿De dónde viene el origen entonces? Los romanos llamaban "bárbaros" a los extranjeros que no hablaban ni latin ni griego, lenguas fundamentales del diálogo de ese tiempo, y les denominaban de esa forma por hablar balbuceando: "bar... bar...".

Si bien vivían en las fronteras del Imperio, constituían un constante motivo de inquietud para las legiones romanas. Los principales pueblos bárbaros eran los Celtas, los Eslavos y los Germanos, siendo estos últimos los que más influencia ejercieron en la historia de Occidente. Su nombre proviene de gairmanien, que significa "vociferadores" ya que acostumbraban a combatir entonando el "barrit", el cual era un canto guerrero que comenzaba con un murmullo y concluía con un griterío. Los romanos, sabiendo el inmenso poderío que estos "bárbaros" tenían, procuraron mantener a los germanos más allá del río Danubio y del Rin, señalados en la fotografía de la derecha en azul y rojo, respectivamente.

Entre los pueblos germanos estaban los vandalios y los visigodos, entre otros. Como vivían en las fronteras, muchos de estos fueron influenciados por el modo de ser del Imperio Romano, penetrando de esta forma como labradores o mercenarios de las legiones romanas. Sin embargo, esto no les duró mucho ya que desde Asia llegaron los Hunos saqueando, matando y cobrando tributo a los pueblos vencidos, sembrando así el pánico y desplazando a los germanos fuera de sus tranquilas tierras. Pero no todos se sometieron a los Hunos, ya que algunos como los visigodos huyeron hacia terrenos del Imperio Romano, siendo estos últimos incapaces de detenerlos muriendo en la lucha el propio emperador de ese entonces llamado Valente. Es por esto, que el siguiente emperador llamado Teodosio, no le quedó otra que firmar un pacto con los visigodos transformándolos en aliados para tener la posibilidad de vencer a los Hunos.

Pero el tema se puso color de hormiga al momento de morir Teodosio (año 395), ya que el Imperio se dividió en dos zonas lideradas por sus dos hijos: Honorio y Arcadio. La de Occidente, con capital en Milán, quedó liderada por el primero y la de Oriente, con capital en Constantinopla, quedó liderada por el segundo. El tema es que Honorio tenía un general llamado Estilicón, bárbaro de la tribu de los vandalios - conocidos como vándalos y que luego definió este adjetivo como sinónimo de brutalidad por la violencia de sus saqueos -, quien impidió que los bárbaros liderados por Alarico penetraran en Italia. Y esto fue tan impactante para Honorio que comenzó a temer del poderío de Estilicón, a un nivel tan enfermizo, que ordenó su asesinato. Esta acción fue uno de los errores estratégicos más importantes cometidos por un emperador del Imperio Romano ya que activó la venganza del ejército de Estilicón, quienes fueron a buscar a Alarico para que volviera y sitiara Roma. Se liberaron todos los esclavos bárbaros que tenía el Imperio y la Ciudad Eterna, amenazada por el hambre y las epidemias, imploró clemencia.

Fue así como el Imperio entró en su ocaso... Había quedado reducido a la actual Italia y a algunos territorios al norte de la península. Sin embargo, quienes realmente ejercían el poder eran los jefes de los ejércitos germánicos allí acampados. De esta forma, el último emperador fue Rómulo Augústulo quien fue destronado por Odoacro, quien tomó el título de rey de Italia en el año 476, dando inicio así a la Edad Media.

No hay comentarios: