18.12.12

¿Qué ocurrirá el próximo 21/12/2012? (Parte 2)

Continuando con el capítulo de la semana pasada, se ha dicho hace bastante tiempo que el próximo viernes 21 de diciembre será el fin del mundo. Se ha exclamado a su vez que a partir de esa fecha se vienen 3 días de oscuridad. Si lo tomamos de forma literal, tendremos un apagón total durante esos días, como si existiese un eclipse de Sol constante (por 3 días), el cual está absolutamente fuera de los rangos conocidos por la ciencia. De hecho, ninguna organización científica ha pronosticado un apagón de algún tipo, desmintiendo incluso los dichos que se han impuesto sobre una especie de “alineación universal” o la entrada de la Tierra en una "órbita especial” que provocará un apagón a nivel mundial. Estas falsas noticias han provocado la angustia de muchos, demostrando una vez más que los medios de comunicación tienen un poder que debiese ser manejado con suma cautela.
 
No hay alineaciones planetarias en las próximas décadas que tengan efectos significativos en la Tierra. Si bien existen estas alineaciones, estas no han tenido consecuencias directas hacia nuestro planeta ya que los efectos gravitatorios son bastante bajos. Como la Tierra rota en torno al Sol (movimiento de traslación que da origen al año solar), una vez al año nuestro planeta y el Sol se alinean con el centro aproximado de la Vía Láctea... ¿Y ha ocurrido algo extraordinario? Un claro ejemplo de que las alineaciones planetarias no han tenido consecuencias sobre nuestra querida Tierra.
 
También se ha hablado sobre un meteorito, una enana marrón, un planeta llamado Nibiru o planeta X que estaría acercándose a la Tierra y colisionaría con nosotros. ¿Qué hay de cierto? Tanto la historia de Nibiru como las demás historias acerca de meteoritos o planetas fuera de control, son una mala alarma que han puesto los medios de comunicación. Si algún planeta o meteorito viniese directo a nosotros, los astrónomos del mundo - les aseguro que no todos estarían coludidos para ocultarnos información - habrían estado observando todos los detalles de sus movimientos hace años y claramente ahora mismo sería visible a simple vista.
 
Un cambio en la rotación de la Tierra es imposible en el corto plazo. Existen movimientos lentos de los continentes explicados por la teoría de Alfred Wegener, sin embargo para que ocurra una inversión de los polos de rotación se debe desarrollar en forma paulatina y nunca de un momento a otro. De todas maneras, tal inversión magnética no causaría ningún daño a la vida en la Tierra por lo que tampoco nos deberíamos preocupar.
 
Por último, la actividad solar tiene un ciclo regular, con extremas que ocurren aproximadamente cada 11 años según muestra el gráfico superior. Cerca de estas alzas de actividad, las llamaradas solares pueden causar la interrupción de las comunicaciones por satélite, aunque actualmente los ingenieros están siendo capaces de construir productos electrónicos protegidos contra las tormentas solares. De todas maneras, no hay ningún riesgo asociado con el año 2012 ya que el próximo máximo solar ocurrirá entre el 2013 y 2014 y ya está previsto que será un ciclo solar promedio, nada diferente al de los ciclos anteriores ocurridos a lo largo de la historia.
 
En resumen, a disfrutar de un lindo 21 de diciembre y a esperar la Navidad de forma tranquila. Todo estará bien por este lado del Universo, al menos por ahora.

No hay comentarios: