20.2.13

¿Número o números de emergencia?

Es impactante cómo Chile sigue siendo reactivo en vez de adoptar proactividad. Al parecer es parte del ADN, ya que la historia nos ha demostrado que siempre estamos lamentando percances o incluso desastres por culpa de no haberlos prevenido.

El pasado domingo, junto a mi mujer, regresábamos a nuestro hogar y nos percatamos de que un bus "pirata" iba a exceso de velocidad, repleto de gente y sin sus luces encendidas. Para prevenir un accidente, comenzamos a llamar al 133 de Carabineros de Chile, sin recibir respuesta en ninguna de las siete ocasiones que lo intentamos... En ninguna. 

No podíamos creer que el teléfono de emergencias, tal como lo informa la página de la institución, estuviese ocupado durante tanto tiempo. Lamentablemente, el servicio no funciona, ya que para estas situaciones - las que pueden ocurrir en cualquier momento - no está siempre disponible.

De esta forma, propongo realizar un cambio en la forma de pedir auxilio en Chile. Eliminar el actual sistema de diferentes números para los distintos servicios de emergencia e instaurar un único número, fácil de recordar y que esté siempre operativo. El clásico 911 es una opción, imitando el modelo estadounidense que funciona de buena manera en el país del norte.

Es muy importante que esté siempre operativo, ya que si esto no ocurre, el sistema no funciona. Por tanto, debemos ser capaces de tener siempre a gente capaz de responder el teléfono y derivar la emergencia al servicio que corresponda. Es una iniciativa que no conlleva mayores gastos y que salvará a más de alguno en el futuro. 

¿Quién apoya esto?

1 comentario:

Unknown dijo...

Amigo, está publicación la hiciste el 2013 y no veo absolutamente ningún comentario, este será el primero al parecer, es triste que nadie te tome en cuenta, me das un poco de pena,al parecer eres insignificante,jajaja... Eres un pobre imbécil, nadie te pesca, tu vida debe ser un asco, mejor desaparece de este mundo, aquí no haces falta, entiende... Nadie comenta tu estúpida idea, no eres nadie.