22.4.13

Origen de Madrid

Madrid con 3,3 millones de habitantes es la tercera ciudad más poblada de la Unión Europea, siendo la cuarta ciudad más rica del continente - tras Londres, París y Moscú - y la octava ciudad del mundo con mayor presencia de multinacionales - tras Pekín y por delante de Dubái, París y Nueva York -. 

Los orígenes de la ciudad son objeto de revisión tras recientes hallazgos de ruinas visigodas, las cuales han venido a confirmar que el posterior asentamiento fortificado musulmán de Maǧrīţ del siglo IX se había asentado sobre un lugar del siglo VII llamado Matrice. De esta forma, no sería hasta el siglo XI que Madrid es incorporado a la Corona de Castilla, tras su conquista por Alfonso VI de León y Castilla en 1083, siendo designada como sede de la Corte por Felipe II en 1561, convirtiéndose en la primera capital permanente de la monarquía española. 

El primer nombre documentado de Madrid es el que tuvo en época andalusí, مجريط Maǧrīţ, que dio paso en castellano antiguo al nombre de Magerit, sobre cuyo origen se han formulado a lo largo de la historia multitud de hipótesis. La teoría más extendida era la del arabista Jaime Oliver Asín, quien afirmó en 1959 que Maŷriţ o Maǧrīţ (ŷ y ǧ son dos formas de representar el mismo sonido), deriva de maǧra, que significa «cauce» o lecho de un río, a la que se añadió el sufijo romance -it, del latín -etum que indica abundancia. No obstante, anterior a esto, el mismo Oliver Asín afirmó que el nombre provenía del romance mozárabe, Matrice, pronunciado Matrich con el significado de «matriz» o «fuente». Los dos nombres propios, árabe y romance, coexistieron en el tiempo y eran utilizados por las poblaciones, tanto musulmana como cristiana, que vivían respectivamente en los actuales cerros de la Almudena y las Vistillas

El lingüista Joan Coromines propuso en 1960 una teoría alternativa, apuntando que Maǧrīţ no es en realidad más que la arabización fonética de Matrich, con metátesis de ǧ y ţ y no tiene por qué relacionarse con la palabra árabe maǧra, posibilidad que ya apuntó Oliver Asín pero que descartó por razones no exclusivamente lingüísticas. Esta teoría la desarrolló más adelante el arabista y lingüista Federico Corriente y es la más extendida en la actualidad.

21.4.13

Origen de Ámsterdam

Ámsterdam, con 750 mil habitantes, está situada entre la bahía del IJ al norte y las orillas del río Amstel al sureste. El centro histórico de la ciudad fue construido en gran parte en el siglo XVII como un pequeño pueblo pesquero, creando una serie de canales semicirculares alrededor del casco principal de la ciudad, siendo conocida al igual que otras ciudades de Europa septentrional - entre las que se encuentran Brujas, Hamburgo y Estocolmo - como la «Venecia del norte». 

Aunque durante casi toda su historia (excepto entre 1808–1810) ha sido la capital oficial de los Países Bajos, nunca ha sido la sede de la justicia, el gobierno o el parlamento, ya que todos estos órganos se encuentran en la ciudad de La Haya. Uno tiende a confundir a los Países Bajos con Holanda que es su región histórica más influyente o relevante, situada en la parte occidental del país, existiendo de esta forma también confusión con el nombre de su idioma ya que también es conocido tradicionalmente como holandés, aún cuando su nombre oficial es neerlandés. 

El primer uso documentado del término «Ámsterdam» aparece en un certificado del 27 de octubre de 1275, en que los habitantes, que habían construido un puente con una presa (dam en neerlandés) sobre el río Amstel, quedaban exentos de impuestos por orden del conde Florentino. El certificado, en latín, describe a los habitantes como homines manentes apud Amestelledamme cuyo significado es «personas que viven cerca de Amestelledamme». De esta forma, ya en 1327, el nombre ya había evolucionado a Aemsterdam.

20.4.13

Origen de Londres

Londres es la mayor ciudad de toda la Unión Europea con cerca de 8 millones de habitantes, donde sólo un 45% de ellos es británico. Situada a orillas del río Támesis, es un importante asentamiento humano desde que fue fundada por los romanos con el nombre de Londinium hace casi dos milenios. Es una ciudad global, centro neurálgico en el ámbito de las artes, el comercio, la educación y el entretenimiento; como a su vez el principal centro financiero del mundo junto a Nueva York. Cuenta con cuatro enclaves declarados Patrimonio de la Humanidad: la Torre de Londres, el Real Jardín Botánico de Kew, el sitio formado por el Palacio y la Abadía de Westminster y la Iglesia de Santa Margarita, y Greenwich (donde se encuentra el Real Observatorio que marca el meridiano de Greenwich y el tiempo medio). Como dato añadido, el metro de Londres, que este 2013 cumple 150 años, es el más antiguo del mundo. 

La etimología de Londres es incierta. Hacia el 121 d. C. aparece citada como Londinium, término que apunta a un origen britanorromano del asentamiento; aunque el primer intento de aclaración, hoy descartado, se atribuye a Godofredo de Monmouth, quien en su Historia Regum Britanniae sostenía que el nombre provenía de un tal rey Lud que supuestamente tomó la ciudad y la nombró Kaerlud. Sin embargo, desde 1898 se aceptó comúnmente que el topónimo (nombre propio) tenía origen celta y significaba lugar perteneciente a un hombre llamado Londinos, pero esta explicación también ha sido rechazada. Finalmente recién en 1998 Richard Coates propuso la explicación de que el nombre proviene del hidrónimo antiguo europeo lowonida, que significa «río demasiado ancho para vadearlo», y sugirió que era un nombre que se daba al tramo del río Támesis a su paso por Londres. De este nombre derivaría su forma céltica Lowonidonjon, que permitió el paso a su nombre latino Londinium, con el que se le da en el idioma galés moderno, Llundain.

19.4.13

Origen de París

París está situada a ambos márgenes del río Sena. Con una población de 2,3 millones habitantes según datos del 2009, es el centro económico más importante de Europa (a la par con Londres), siendo La Défense el primer barrio de negocios de Europa. La ciudad es el destino turístico más popular del mundo, con más de 42 millones de visitantes extranjeros por año; y cuenta con algunos de los monumentos más famosos del planeta como la Torre Eiffel, la Catedral de Notre Dame, el Arco de Triunfo, la Basílica del Sacré Cœur, entre otros. 

París obtiene su nombre del pueblo galo de los parisios (en latín, Parisii). La palabra «París» deriva del latín Civitas Parisiorium - "la Ciudad de los Parisi" -, designación que predominó sobre Lutecia (cuyo nombre completo era Lutetia Parisii). No obstante lo anterior, no se conoce con certeza el origen del nombre de los Parisii.

Sin embargo, Jacques-Antoine Dulaure, un historiador del siglo XVIII, ha dado una explicación posible al origen del nombre de los parisii, asociándolo a la diosa egipcia Isis, a causa del descubrimiento de una estatua de la diosa encontrada en la Abadía de Saint-Germain-des-Prés. Esta estatua era delgada, alta, erguida, negra, casi desnuda, vestida con ropa adornada en pliegues alrededor de sus extremidades y se encontraba situada en la pared del lado norte, donde se encontraba el crucifijo de la iglesia, por lo que se le llamó el ídolo de Saint-Germain-des-Prés. El escritor François Maspero afirma que el culto a Isis estaba muy extendido en Francia (especialmente en la cuenca de París) ya que por todas partes existían templos de Isis. Cabe destacar que según la terminología occidental, sería más exacto decir que estos "templos" eran la «Casa de Isis» porque dichos templos fueron llamados en egipcio Per o Par, palabra que en egipcio antiguo significa exactamente "el recinto que rodea la casa". De esta forma París sería el resultado de la yuxtaposición de Per/Par-Isis.

Para terminar, la ciudad tiene muchos sobrenombres, el más famoso de los cuales es el de «Ciudad de la Luz» (la Ville lumière), nombre que remite a su fama como centro de las artes y la educación, pero también a su adopción temprana de la iluminación urbana.

18.4.13

Origen de Venecia


Venecia, con 180 mil habitantes, es conocida como «la ciudad de los canales» y está situada en el noreste del país, sobre un conjunto de islas que se extiende por una laguna pantanosa en el mar Adriático, entre las desembocaduras de los ríos Po (sur) y Piave (norte). La ciudad está integrada por 118 pequeñas islas unidas entre sí por 455 puentes, si incluimos las islas de Murano y Burano.

Venecia fue fundada en el siglo V d.C. por personas que trataban de huir de los ataques de los pueblos germanos. Durante varios siglos Venecia tuvo un poder que le permitió dominar los mares del mundo medieval. Ocupó una posición dominante en el comercio con los reinos de China e India. Desde su fundación, la ciudad ha sufrido los efectos de inundaciones periódicas. En la actualidad la ciudad afronta una grave amenaza, ya que en primavera y otoño tiene lugar la llamada acqua alta (marea alta), dos veces al día, que inunda completamente la Plaza de San Marcos.

El nombre deriva de Veneti que significa "habitantes próximos al nacimiento del río".

17.4.13

Origen de Florencia

Florencia es una ciudad situada al norte de la región central de Italia, con una población de 400 mil habitantes, siendo en su pasado la capital de Italia (1865-1871) y un importante centro cultural, económico y financiero en la Edad Media. Su época de mayor esplendor fue bajo el dominio de la dinastía Médici, en donde se originó el movimiento artístico denominado Renacimiento

Florencia empezó como un asentamiento para soldados veteranos establecido por Julio César en el 59 a.C. Se llamó Florentia - que en latín significa florecimiento - situándose en la ruta principal entre Roma y el norte, en el fértil valle del río Arno, convirtiéndose rápidamente en una importante ciudad comercial

16.4.13

Origen de Cinque Terre

Se denomina Cinque Terre - "Cinco Tierras" - a una porción de costa formada por cinco pueblos en la Provincia de La Spezia, bañada por el Mar de Liguria en la costa italiana. Abarca desde Punta Mesco hasta Punta di Montenero, y comprende los pueblos de Monterosso, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore. Gracias a sus características geográficas, da origen a un paisaje montañoso constituido por distintas terrazas que descienden hacia el mar con una fuerte pendiente. La mano del hombre, a lo largo de los siglos, ha modelado el terreno sin alterar el delicado equilibrio ecológico, utilizando esas terrazas en declive para desarrollar una particular técnica agrícola destinada a aprovechar todo lo posible la disposición del terreno. 

Monterosso: Es la más occidental y la más poblada de las "Cinco Tierras". En ella se encuentran también las playas más extensas de la región. Se sitúa en el centro de un pequeño golfo natural, protegido por una modesta escollera artificial. 
Vernazza: Es el segundo pueblo más occidental situándose sobre un pequeño promontorio inclinandose hacia el mar, y es solamente accesible por una carretera que desciende desde la carretera provincial. Se cree que su nombre deriva del adjetivo latino verna, es decir, "local, indígena", pero también es posible que el nombre provenga del producto más conocido del pueblo, la vernaccia, una modalidad local de vino. 
Corniglia: Se sitúa en el centro de las Cinque Terre, y es el más pequeño de las cinco. Se diferencia del resto de los pueblos de la región en que es el único que no se conecta directamente con el mar, sino que se sitúa sobre un promontorio de unos cien metros, circundado por viñedos distribuidos en las terrazas que miran hacia el mar. 
Manarola: Se encuentra situada entre el Mar de Liguria y la cadena montañosa que se separa de los Apeninos y desciende en dirección sureste. Situado en una colina, el pueblo de Manarola se extiende por el valle, encerrada entre dos espolones rocosos, y desciende hacia el mar hasta albergar un pequeño puerto. Es el segundo pueblo más pequeño de las Cinque Terre, después de Corniglia.
Riomaggiore: Es la más oriental de las "Cinco Tierras". El centro histórico, cuyo núcleo original data del siglo XIII, se sitúa en el valle del Rio Maggiore, el antiguo Rivus Major del cual toma su nombre el pueblo. Las casas se distribuyen en distintos niveles paralelos que siguen el abrupto recorrido del río. El nuevo barrio de la Stazione, llamado así por haberse desarrollado en el siglo XIX tras la llegada de la línea férrea, se sitúa en cambio en el valle formado por el Rio Finale (Rufinàu), así denominado por señalar, en una época, los límites de las tierras de Riomaggiore y los de Manarola.

15.4.13

Origen de Pisa

Pisa, con cerca de 90 mil habitantes, se ubica en la región italiana de la Toscana, albergando su famosa catedral en la célebre Piazza dei Miracoli la cual fue construida en mármol entre los años 1064 y 1118. En esta plaza surge la llamativa torre inclinada, del siglo XII, con una altura de 58,36 metros, que sufrió su característica inclinación inmediatamente después de iniciarse su construcción. Sin embargo, esto no es extraño debido a la naturaleza pantanosa del terreno, ya que incluso existen en Pisa tres torres inclinadas. 

Además de la más conocida, existe una segunda que constituye el campanario de la iglesia de San Nicola, en el extremo opuesto de Vía Santa Maria, junto al Lungarno; y una tercera, en la mitad del paseo fluvial delle Piagge, la cual es el campanario de la iglesia de San Michele degli Scalzi

Pisa tiene un origen desconocido. Según la leyenda, unos fundadores de origen griego procedentes de una ciudad llamada Pisa que se encuentra a lo largo del rìo Alfeo en el Peloponeso, fundaron otra ciudad con el mismo nombre de la original en Italia. El nombre latín Pisae, o sea al plural, parece indicar que, diferentemente de la Pisa griega que tenía solo un río, en la nueva pasaban dos cursos de agua: el Arno y el Auser. De todas maneras de esta época no queda nada lo que hace dudar de la leyenda y pensar que en realidad fue fundada por los Ligures.

14.4.13

Origen de Roma

Roma es la ciudad italiana más poblada con 2,8 millones de habitantes, conocida como la Ciudad Eterna, l'Urbe o Città Eterna. Emplazada en las riberas del río Tíber, la aldea originaria se desarrolló sobre las colinas que están frente a la curva de este río en la cual surge un pequeño islote conocido como la Isla Tiberina. Con ya más de 3 milenios, fue una de las primeras grandes metrópolis de la Humanidad, influenciando la sociedad, la cultura, la lengua, la literatura, el arte, la arquitectura, la filosofía, la religión y el derecho de los siglos sucesivos. 

Existen varias hipótesis sobre el origen del nombre Roma, el cual podría venir de Roma, hija de Italio; de Romano, hija de Odiseo y Circe; de Romo, hijo de Emation, al cual Diomedes hace huir de Troya; de Romide, tirano de los latinos, que expulsó a los etruscos de la región; de Rommylos y Romos (Rómulo y Remo), hijos gemelos de Ascanio que fundaron la ciudad; de Rumon o Rumen, nombre arcáico del Tíber (río que cruza a la ciudad), que tenía raíz etimológica análoga a la del verbo griego ῥέω (rhèo) y del verbo latino ruo, que significan "fluir"; de la palabra etrusca ruma, que significaba ubre, y podría por tanto hacer referencia al mito de Rómulo y Remo; del griego ῤώμη (rhòme), que significa fuerza; de Roma, una joven troyana que conocía el arte de la magia, de la cual existen referencias en los escritos del poeta Stesicoro; y de Amor, es decir, Roma si se lee de derecha a izquierda, cuya interpretación proviene del escritor bizantino Giovanni Lido.

13.4.13

Origen de Barcelona

Barcelona es la segunda ciudad más poblada de España con 1,6 millones de habitantes, según cifras del 2011. Se ubica a orillas del mar Mediterráneo, a 120 km al sur de la cadena montañosa de los Pirineos y de la frontera con Francia. El origen del nombre de Barcelona es desconocido y existen diversas teorías y leyendas que intentan explicarlo. 

Su formación surgió de la tribu de los layetanos, que posteriormente pasó a estar bajo la "protección" de Cayo Julio César y de Octavio Augusto, recibiendo el nombre de Colonia Iulia Augusta Paterna Faventia Barcino. De ahí que el nombre evolucionó a Barchinona, Barcalona, Barchelona, y Barchenona. 

También existe una leyenda que da una explicación mitológica al nombre de la ciudad. Según esta leyenda, Hércules se unió a los argonautas para ayudarles a buscar el Vellocino de Oro, pero al pasar cerca de la actual costa catalana, una tormenta dispersó las embarcaciones que formaban la expedición, provocando el naufragio de la novena. Hércules la buscó y finalmente encontró los restos de la Barca Nona (la novena embarcación) junto al actual Montjuic. Como los tripulantes encontraron tan acogedor el lugar, ayudados por Hermes (dios del comercio y las artes) decidieron fundar una ciudad a la que dieron el nombre de Barcanona.