20.4.13

Origen de Londres

Londres es la mayor ciudad de toda la Unión Europea con cerca de 8 millones de habitantes, donde sólo un 45% de ellos es británico. Situada a orillas del río Támesis, es un importante asentamiento humano desde que fue fundada por los romanos con el nombre de Londinium hace casi dos milenios. Es una ciudad global, centro neurálgico en el ámbito de las artes, el comercio, la educación y el entretenimiento; como a su vez el principal centro financiero del mundo junto a Nueva York. Cuenta con cuatro enclaves declarados Patrimonio de la Humanidad: la Torre de Londres, el Real Jardín Botánico de Kew, el sitio formado por el Palacio y la Abadía de Westminster y la Iglesia de Santa Margarita, y Greenwich (donde se encuentra el Real Observatorio que marca el meridiano de Greenwich y el tiempo medio). Como dato añadido, el metro de Londres, que este 2013 cumple 150 años, es el más antiguo del mundo. 

La etimología de Londres es incierta. Hacia el 121 d. C. aparece citada como Londinium, término que apunta a un origen britanorromano del asentamiento; aunque el primer intento de aclaración, hoy descartado, se atribuye a Godofredo de Monmouth, quien en su Historia Regum Britanniae sostenía que el nombre provenía de un tal rey Lud que supuestamente tomó la ciudad y la nombró Kaerlud. Sin embargo, desde 1898 se aceptó comúnmente que el topónimo (nombre propio) tenía origen celta y significaba lugar perteneciente a un hombre llamado Londinos, pero esta explicación también ha sido rechazada. Finalmente recién en 1998 Richard Coates propuso la explicación de que el nombre proviene del hidrónimo antiguo europeo lowonida, que significa «río demasiado ancho para vadearlo», y sugirió que era un nombre que se daba al tramo del río Támesis a su paso por Londres. De este nombre derivaría su forma céltica Lowonidonjon, que permitió el paso a su nombre latino Londinium, con el que se le da en el idioma galés moderno, Llundain.

No hay comentarios: